Terapia (29/nov/2018)

29/11/18

¡B.u.e.n.o.s d.í.a.s!

El reloj marca las 11:33, hoy empezamos un poco antes que ayer, pero no importa mucho, el simple hecho de estar aquí sentado me da gusto. Como dije desde la primera sesión, tengo exactamente una hora, o 2,000 palabras para escribir aquí todo lo que se me venga a la mente, literalmente como se me venga a la mente, así que no hay vuelta atrás aquí para corregir o editar nada de esto. Es para mí y si lo comparto es solamente porque es parte de mi misión de documentar mis pasos, aunque en primera dudo que haya alguien que se vaya a tomar el tiempo de leer esto en su totalidad. 

Muy bien, ayer estaba tocando un tema particularmente interesante para mí porque los que me conocen saben que yo no soy del tipo que planea mucho. Es raro porque a veces me falta consistencia; a veces sí planeo, a veces no y, ¿depende de qué? No sé, pero creo que es relacionado con cosas que dependen de mí. 

Me refiero que, dados los patrones de los que me he dado cuenta, no me gusta planear cuando son cosas que puedo decidir YO en el momento y no dependen tanto de alguien más, como comprar boletos de avión, tren, reservar hoteles, Airbnb’s, etc. Pero sí me gusta planear cuando se trata de salidas con personas, amigos, familia, de ese tipo de cosas, porque ahí no depende de mí, y no me gusta ni depender de los planes de alguien más, ni que la gente dependa de mis planes, me gusta más cuando hay un consenso de qué es lo que se va a hacer en esos casos.

Ahora bien, a lo que iba con esto, es que ayer estaba pensando en los planes que ya tenía en mente, yendo paso por paso para tener una mejor idea de cuáles son los siguientes pasos —valga la redundancia— y poder tener mejor claridad mental respecto de eso. 

Detallé un poco acerca de los planes a corto plazo y ahora quiero ir un poco más a detalle con los planes a largo plazo y si me da tiempo, ideas a super duper largo plazo, que es la pregunta más grande que me he estado haciendo desde poco antes de venir a Europa. 

Estos planes son los que más me emocionan porque lo que quiero hacer es grande, el futuro que veo está súper cool y de verdad me dan muchas ganas de poder contribuir con mi granito de arena para poder ver un México, una latinoamerica —mínimo—, más chingones. 

A futuro, como lo veo hoy, jueves 29 de noviembre del 2018, me veo siendo reconocido dentro del medio de YouTube, como alguien que le ha puesto mucho trabajo y rinde y sigue rindiendo sus frutos, que es conocido, no sólo por hacer buen contenido, sino por el hustle que echa, por el trabajo duro y mi nombre es sinónimo de echarle ganas de trabajar por lo que quieres, y mejor aún, y esta es la parte que me emociona más, que no soy alguien especial con ningún tipo de don innato ni hijo de una celebridad ni nada por el estilo, sino un (orgulloso) mexicano que le echó un chingo de ganas y logró todo lo que tenía en mente, entonces —y esta es la parte chida del speech—, todos viendo mi contenido, todos viendo lo que hago, todos los que me conozcan y tengan un sueño, saben que es posible lograrlo y con mi motivación y trabajo duro siendo leña dentro de la chimenea de su pasión, logran hacer grandes cosas y dejan atrás la mentalidad pendeja, pobre, mediocre de que “no se puede”.

Tengo la firme convicción de que el 95% de cosas que nos planteemos es posible, siendo el 4.999999% cosas en que tendríamos que ser flexibles porque hay de verdad algo que lo impide y hace que el objetivo sea de verdad imposible, pero si somos flexibles, podemos mover ese 5% dentro del otro 95% donde todo es posible, incluso hablando de la muerte.

¿Qué?

Sí, y voy a explicar a qué me refiero con varios ejemplos.

#1: Cosas para las que existe una inhabilidad física que pone una meta dentro del 5%. Ejemplo: Si quiero ser cantante y cantar exactamente igual que Sia es una meta bastante imposible diría yo, mi voz, en primera porque soy hombre y en segunda porque incluso si fuera mujer y tuviera una hermosa voz para cantar, nacer con las cuerdas vocales que me hagan cantar EXACTAMENTE IGUAL que Sia es, si no casi imposible, tal vez realmente imposible, no tengo suficientes conocimientos de la anatomía humana para afirmar si podría ser posible.

Ahora bien, si soy flexible y decido que quiero ser el mejor cantante que pueda llegar a ser, incluso si no canto como Sia, Rihanna, Chayanne, Ricky Martin, James Hetfield, o quien sea que sea mi ídolo, incluso si no canto “bien”, puedo entrenar mi voz a través de ejercicios, y conociendo mi voz cantar lo mejor que pueda dentro de lo que mi voz pueda llegar a dar, y entonces ahora esa meta que era parte del 5%, ahora es del 95%.

#2: La muerte. Es usado como frase popular el “no hay nada imposible excepto regresar a alguien de la muerte” —o algo así va el dicho, según yo—, y obvio no hay nada más cierto que eso, entonces es parte del 5%. Pero si somos flexibles y cambiamos la meta de “quiero regresar a alguien de la muerte”, a “quiero aprovechar a alguien en vida”, entonces esto se vuelve del 95%. 

Y mi punto es que no hay imposibles, solamente que hay cosas que son tan difíciles que van a tomar mucha mucha mucha mucha dedicación y también muchísimo tiempo, pero si es una meta que de verdad deseamos, entonces hace falta solamente mantener la motivación para seguirla. 

A veces nos rendimos por eso mismo, tenemos que estar constantemente buscando la motivación para hacer algo, no porque sea una meta que nos apasione significa que automáticamente vamos a despertar todos los días con ganas de “wuuu sí a trabajar cabrón por eso”. Incluso necesitamos la motivación para cosas que nos apasionan, sobre todo cuando son metas grandes de las que no hay forma de saber cuándo lo vamos a lograr, porque como dije, requieren esfuerzo en sobremanera y tiempo, y sin resultados a veces, sino hasta que un día los hay, ese día en tiempo siendo incierto, no sabemos a veces si le estamos apostando todo a una caja vacía o a una mina de oro, entonces necesitamos fe, y la fe nos da motivación y a veces al revés.

Mi granito de arena que quiero contribuir a toda Latinoamérica es poder ser evidencia y pasar ese mensaje de échale ganas, sigue trabajando por ello, sigue ahí, sigue ahí, porque el 95% de cosas que te plantees en la vida son posibles y el otro 5% solamente tienes que modificarlo.

(Cabe aclarar que no tengo bases científicas para poder decir 95% y 5% acertadamente, pero con base en experiencias y con base en lo que yo veo en la vida, me doy la libertad de subjetivamente elegir dichos números, los cuales son más parte de la fe misma que de estudios científicos).

Entonces, regresando al largo plazo, me veo teniendo un gran alcance (audiencia) en YouTube y en general, me veo siendo fuente de inspiración y motivación, me veo rodeado de gente que está en camino a sus metas más grandes, así sean crear la siguiente compañía que va a cambiar el curso de la economía mundial o crear una familia en excelencia, no hay metas “grandes” ni “pequeñas” para el mundo, lo que importa es que afecten TU mundo de forma grande. 

Entonces si esa es la meta grande, realmente estoy en el camino correcto en estos momentos, no hay nada que quiera cambiar respecto de lo que estoy haciendo hoydía, excepto tal vez producir más contenido, ser más agresivo en cuanto a mi estrategia de marca personal, porque hasta ahora confío y sigo confiando en el crecimiento orgánico, y, digo, en cuanto al canal de YouTube quiero que siga siendo así, no quiero pagar anuncios o ese tipo de cosas para que la gente me descubra, pero sí quiero sacar más contenido, en IG, en Facebook, en YouTube también, si de por sí subo muchos videos, creo que es hora de planear algunos más intensos de los que hago hoydía, buscar hacer más colaboraciones, buscar más reuniones de YouTube o de Social Media —voy a buscar en MeetUp en Copenhague en cuanto termine esta sesión, de hecho—, sigo escribiendo, porque también esa es parte grande de la meta uuuuuuuuy, ni siquiera he empezado con eso, ahorita hablo de eso, y creo blogs, para atraer más la atención a mi página web, que ya había abandonado un poco.

He estado pensando y a la larga no hay manera de que falle, a menos que mi reputación de verdad, wham, bam, crash, kaput, sea destruida, no hay manera de que a la larga esto falle, los pasos son crear buen contenido, sacarlo al mundo, anunciarlo, atraer atención, repetir, y mientras mi contenido sea bueno, voy ganando, y lo más importante, cabe recalcar, es que el contenido que creo, lo hago en primera para mí, me encanta crearlo, entonces lo hago con amor, con pasión, no lo hago como para hacerme famoso, pero lo hago porque es mi pasión de vida, así que ese ya es un buen inicio. 

Por cierto, incluso si mi reputación vale vergui, por dios, Paul Logan sigue en pie después del escándalo del bosque japonés de los suicidios. Yo procuro hacer lo correcto, procuro hacer lo mejor para el bien mío, de los que me rodean y de los que no, me importa la gente, quiero ser el mejor ser humano posible para poder ayudar a otros seres humanos, y no quiero hacer daño, así que confío en el futuro por eso mismo.

12:26.

Y por cierto, mencioné de escribir, y es algo que los que me conocen en persona saben que me apasiona, pero curiosamente no he dicho mucho al respecto en mis videos o en público, no sé porqué, no es como que lo oculte ni nada por el estilo. 

Escribir es una de mis pasiones más grandes, pero no tanto escribir en el sentido de poesía o hacer cosas demasiado grandes con el lenguaje, no quiero desvalorar a los que lo hagan, es de verdad hermoso ver lo que los virtuosos han hecho y continuan haciendo, pero mi foco principal es crear historias que valgan la pena contarse, para mí la historia viene primero y el cómo lo cuento es secundario, obvio no quiero hacer un mal trabajo jamás, quiero escribir lo mejor que pueda de la mejor forma que pueda, pero para mí lo más importante es la historia.

Tengo en este momento todavía en mi cabeza una trilogía doble: Ilaria, Ras y 809, siendo la contraparte Felicia, [NOMBRE AÚN EN PROGRESO] y culminando en la misma 809. Es una historia súper chida que llevo creando por ya 3 años en mi cabeza y continúa creciendo y creciendo, estando Ilaria, Ras y 809 casi completas, mientras que sigo pensando mucho en Felicia y su secuela para que maduren y crezcan y sean las mejores historias posibles.

12:32 y 1,917 palabras, awebo. Me despido por ahora, volveré mañana para la sesión de las 11:30, aunque tal vez lo haga más temprano mañana, dependiendo de cómo estén mis planes. Esto depende de mí, así que no lo planearé.

Hej hej. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s